a

La crioterapia para el alivio del dolor
(por ejemplo, de espalda)

La crioterapia reduce la sensación de dolor

La crioterapia actúa como antiinflamatorio

La crioterapia acelera el proceso de curación

¡Benefíciese de la acción analgésica del frío! Al igual que la popular bolsa de hielo que, cuando hay dolores, se coloca sobre la zona del cuerpo o articulación afectada, la crioterapia sirve también como analgésico. Un tratamiento en nuestra crio-sauna ralentiza la transmisión de las señales nerviosas, que son las responsables de sentir dolor, lo que disminuye la percepción dolorosa. Además, el tratamiento con frío provoca la liberación de endorfinas y proteínas de acción antiinflamatoria en la sangre. Esto da lugar a una disminución inmediata de la sensibilidad al dolor y a la reducción de la inflamación.

Una sola sesión reduce claramente los dolores producidos por lesiones, inflamaciones o intervenciones quirúrgicas, así como por dolencias crónicas, como pueda ser el dolor de espalda. Varias sesiones de crioterapia pueden llegar a provocar un alivio del dolor durante varios meses.