a

Pérdida de peso mediante crioterapia

La crioterapia estimula el metabolismo

La crioterapia incrementa el consumo calórico

La crioterapia favorece la quema de grasas

Al aplicar de manera localizada temperaturas muy bajas, en la superficie cutánea se genera una situación de necesidad para el organismo. Los vasos sanguíneos de la estructura celular se constriñen en cuestión de segundos y la sangre se desplaza al interior del organismo con el fin de proteger nuestros órganos vitales. Una vez finalizado el tratamiento la sangre, enriquecida con nutrientes y proteínas, vuelve a fluir hacia la estructura celular cutánea; de ese modo las toxinas son arrastradas y se eliminan a través del sistema linfático.

Además de la desintoxicación, éste efecto mejora rápidamente el riego sanguíneo, lo que estimula su metabolismo y provoca un aumento del consumo calórico (hasta 3800 kcal más al día). Por término medio, en el transcurso de 10 sesiones podrá perder entre 2 y 4 kilogramos de peso. Los resultados obtenidos dependerán de cada individuo y del estado físico de partida.